22 | 10 | 2020

Narrar la ciencia en tiempos pandémicos: balance de una experiencia desde la virtualidad

Di Francesca Capelli 

Charlas científicas, orientación a la carrera universitaria, un curso de programación… Estas iniciativas son el resultado de la colaboración, reanudada en estos meses de encierro, entre el Hospital Italiano y la escuela Cristoforo Colombo. Dos instituciones históricas (el Hospital Italiano fue inaugurado en el 1872, la escuela C. Colombo en 1952) de la comunidad italiana en Buenos Aires, ambas fundadas por los inmigrantes con el objetivo de brindar a sus conciudadanos servicios de calidad en campo de salud y educación, sin perder el vínculo con sus raíces.
Fueron la pandemia  y el lockdown a sugerir la posibilidad de reunir – aún en pantalla – a docentes del colegio y  científicos del Instituto Universitario del Hospital Italiano para organizar algunas actividades para los alumnos de secundaria. ¿El desafío? Ofrecer contenidos integradores, que permitan conectar la formación teórica de las clases regulares con la actualidad de la investigación científica, para adquirir competencias utilizables en el mundo del trabajo u orientarse en la elección de una carrera científica o técnica en la universidad. Y descubrir que la ciencia, bien comunicada, puede ser más apasionante de una serie de Netflix.
“La colaboración natural entre el hospital italiano y la escuela Cristoforo Colombo” comenta la coordinadora didáctica Milena Panaro “se profundizó con el objetivo común de involucrar a los estudiantes hacia el conocimiento, en el marco de un contexto tan complejo y limitante”. Panaro destaca como la profesionalidad de los ponentes, el interés y la participación del cuerpo estudiantil  permitieron generar un clima favorable al aprendizaje y a la puesta en común, objetivo muy difícil de conseguir en las circunstancias actuales.
La conferencias, a cargo de investigadores y clínicos del Hospital, trataron temas como el Covid-19, la experimentación sobre animales en sus aspectos científicos y éticos, las patentes en campo diagnóstico y farmacológico; un segundo ciclo, en los meses de septiembre y octubre, es dedicado a la relación sobre bioma y salud, al data mining, a la ingeniería biomédica y sus aplicaciones y a los efectos de la alimentación sobre el hígado de los adolescentes. El panel de los ponentes está conformado por Nicolás Quiróz, Tamara Piñero, Romina Cajal, Natalia Perdiz, Valeria Burgos, Graciela Dabrowski, Emiliana Herrero, Astrid Risk, Guido Guzmán, Jorge Garbino, Adrián Gadano, Marcelo Risk, Analía de Cristofano y Marcelo Figari.
«Para nosotros fue muy enriquecedor compartir experiencias y conocimientos con los alumnos y docentes de la Colombo” afirma Marcelo Risk, director de la carrera de Ingeniería Biomédica del Instituto Universitario del Hospital Italiano. “Pensamos que el diálogo y la difusión de la ciencia y la tecnología, con una mirada integral y humana, son importantes en la formación de los alumnos de ambas instituciones».
El gran desafío fue el curso de programación con lenguaje Python (que vio alumnos y profesores estudiar juntos) porque se trataba de adaptar contenidos de un curso creado para estudiantes de la carrera de Ingeniería a chicos de secundaria. La modalidad online, en este caso, favoreció la didáctica, porque permitía a cada uno compartir su pantalla y mostrar el trabajo al profesor y al grupo, para pedir ayuda y sugerencias.
“Un excelente curso, tanto en la estructura como en los contenidos” comenta Eliana Morgante, docente de Tecnología del colegio. “El material es muy completo y de acuerdo a los objetivos, todo muy bien explicado. Tuvimos un docente impecable, atento a las dudas y problemas que iban surgiendo, excelente comunicador. Los alumnos se entusiasmaron. Ahora estamos usando Python en clase y nos quedamos con ganas de más”.
Nicolas Hugo Quíroz, ingeniero y docente del Instituto Universitario del Hospital Italiano, dictó el taller y comenta: «El taller de Python que compartimos con los docentes y alumnos de la escuela Cristoforo Colombo fue una experiencia excelente. Ya que entre todos los participantes generamos un espacio virtual de respeto, comunicación, colaboración y aprendizaje. Me siento muy afortunado de ser parte de esta propuesta de colaboración entre dos grandes instituciones”.
Según Salvatore Tavella, responsable del departamento de tecnologías didácticas del colegio, “el curso de Python fue una ocasión de estímulo para nuestro departamento y habilitó la posibilidad de idear programas a medida de las específicas exigencias de los docentes”.
La gran participación de los estudiantes en todas las actividades, inclusive en horario extraprogramático, confirma el éxito total de esta manera de transferir y comunicar la ciencia. “Las charlas” comenta Davide Marcolin, docente de ciencias naturales de la escuela C. Colombo “son una manera muy eficaz para que los estudiantes comprueben lo que saben de temas tratados, una ocasión para interconectar contenidos y encontrar enlaces con otras materias. También es una ocasión muy apreciada para profundizar los temas y apasionarse con la ciencia»
Fue una experiencia positiva también para Autilia Loffredo, docente de Matemática y Física del colegio. “Pude apreciar la capacidad comunicativa de los relatores y sus conocimientos relacionados a los temas” afirma. “Cuando hablaron del Covid-19 brindaron informaciones comprensibles por todos, sin inútiles alarmismos. En las conferencias sobre experimentación animales, las dos expertas expusieron de manera muy clara y completa, con mucho respeto a la sensibilidad de una audiencia tan joven. Cada vez que entramos en contacto con los profesionales del Hospital Italiano destaco la pasión que los anima en su trabajo”.