27 | 05 | 2019

Un día celeste y blanco…

Para recordar aquel 25 de Mayo de 1810, los niños de las salas de 4 años verde claro y violeta, junto con sus docentes decoraron la cartelera con sus producciones celestes y blancas. También cantaron para todo el jardín, una canción alusiva que narraba los hechos de ¡tan importante día!

Cada aniversario de la Revolución de Mayo  representa una oportunidad para informarse sobre las nuevas perspectivas en el campo de la historia y,  especialmente para los docentes, acercarse a las nuevas investigaciones en la didáctica de las ciencias sociales.

Es importante también revisar las propias matrices de faprendizaje, teniendo en cuenta que las efemérides son una primera mirada, con un importante componente afectivo, previa al aprendizaje de la historia.

Con el objetivo de articular los actores sociales, los sucesos  y el modo de vida colonial, se recordó en el Nivel Inicial los 209 años que nos separan de aquel día histórico en que dio comienzo al proceso que culminó en la declaración de la Independencia el 9 de julio de 1816.