9 | 08 | 2016 ,

Viaje de estudios a Italia 2016

El 30 de junio de 2016 las III Liceo, como cada año, han iniciado la tan esperada aventura del viaje de estudios acompañadas por los profesores Claudia Zelone, Elizabeth Brown, Mattia Buchicchio, Sergio Rosato, Hugo Pereyra y Gustavo Celani.

Hemos tenido el placer de poder recorrer juntos Italia a lo largo y a lo ancho y tomamos contacto con las distintas realidades y culturas que, de norte a sur, forman parte de la italianidad.

Hemos iniciado nuestro recorrido por la capital y su eclectismo, donde las ruinas de la antigua Roma conviven en perfecta comunión con el Barroco predominante, desde la iglesia de “San Carlo alle Quattro Fontane” hasta las ilusiones ópticas del “Pozzo” en la iglesia de San Ignacio, pasando a través de las emociones que nos regalan las estatuas de Bernini en la Galería Borghese. Interesante también la visita a los estudios de Cinecittà.

Hemos proseguido nuestro viaje hacia Florencia pasando por Siena; hemos tenido el placer de visitar la Plaza del Campo y el Palacio Ducal con los frescos de Lorenzetti. En la capital toscana, centro artístico del Quinientos que conserva aún el esplendor de la potente familia Medici y su encanto, los alumnos, en especial, han apreciado el contacto con la colección de “Uffizi”, estudiada durante las clases de Historia del Arte.

Luego hemos recalado en la ciudad de los “Dogi”, la lacustre Venecia, única en su género; allí hemos visitado la dorada San Marco y nos hemos deleitado con la magnífica vista de los palacios patricios del Canal Grande. Finalmente una zambullida en la Playa del Lido sobre el Mar Adriático, nos refrescó un poco.

Después de Venecia hemos iniciado una etapa interesantísima en la graciosa ciudad de Padua en la que, además de las visitas programadas, hemos tenido el placer de reunirnos con Licia Serpico, inspectora de la DIA (Dirección Investigativa Antimafia), quien nos ha presentado a Giuseppe Vitale (ex miembro de la escolta del juez Antonino Caponnetto que guió la escuadra antimafia en los años 80) y al periodista Paolo Borrometti, actualmente con guardia por haber recibido pesadas amenazas por parte del crimen organizado, con los que hemos mantenido una cordial conversación en los jardines de la “Capella degli Scrovegni”. Los alumnos han inundado a Paolo de preguntas en referencia a su actual situación y, como corolario, la Fundación Caponnetto (http://www.antoninocaponnetto.it/) les ha otorgado el título ad honorem de “Jóvenes Centinelas de la Legalidad en el Mundo”, para orgullo de toda la escuela que gracias a este maravilloso gesto de reconocimiento ha entrado a formar parte del gran proyecto educativo a favor de la legalidad y contra el crimen organizado.

Hemos continuado hacia Milán que muestra todas las características de una ciudad “mitteleuropea” y que ahora revive las antiguas glorias gracias a la renovación que trajo la Expo debida a la cual, por ejemplo, el mármol lustrado del Duomo refleja el rosa de los atardeceres. Siempre en la ciudad “meneghina” hemos visitado el Museo de la Ciencia y de la Técnica y el Museo del Diseño; inolvidables los paseos nocturnos por “i Navigli”.

Después de tanto Norte y de haber pasado medio día en la risueña ciudad de Lugano, en Suiza, se hacía indispensable zambullirse en la cultura y en los paisajes del Sur! Un avión nos ha llevado a la ciudad “partenopea” de Nápoles en la que junto a las decoraciones del Seiscientos de la Certosa de San Martino y del Duomo y a la incredulidad que generan los suaves pliegues, aunque de piedra, de la “Sindone del Cristo Velato”, se ha agregado el placer de los típicos sabores: pizza, pasta artesanal, frituras, mozzarella y pescado fresco.

El viaje se ha concluido felizmente entre las bellezas naturales de la península sorrentina que divide el Golfo de Nápoles del de Salerno, donde montaña, mar y cielo están en perfecta armonía. Han coronado el viaje las visitas a Positano y a Amalfi en barco y, especialmente, la visita de Capri donde los alumnos se han zambullido en las aguas turquesa de la “Grotta Azzurra”.

Se hace necesario subrayar el comportamiento ejemplar de los alumnos, gracias al cual la permanencia en Italia ha sido verdaderamente placentera para todos y que hace presagiar el éxito de la educación para la convivencia y para la sociedad de las que se ocupa constantemente nuestra escuela.

Nuevamente un agradecimiento especial a Licia Serpico, referente véneta de la Fundación Caponnetto, con el augurio de continuar conjuntamente la educación para la legalidad de las nuevas generaciones.

Esperamos de todo corazón que el viaje de estudio a Italia, evento importantísimo de la Escuela Italiana Cristoforo Colombo, continúe siendo una ocasión de crecimiento y un emblema del estar juntos en respeto recíproco, así como ha sucedido este año.

Prof. Mattia Buchicchio